Primeras pisadas a la obra finalizada del Museo de Galicia

La Cidade da Cultura cuenta con un nuevo atractivo: el Museo de Galicia, edificio llamado a ser un referente arquitectónico del siglo XXI. Contemplar la espectacularidad de su fachada, los casi 43 metros de altura y sus más de 16.000 metros cuadrados de superficie será posible a partir del día 2 de noviembre gracias a la puesta en marcha del Programa de visitas guiadas a la obra finalizada del Museo. Las visitas, que serán de balde, tendrán lugar todos los días (excepto el lunes) en dos turnos: 12 y 18. Para participar será necesario reservar plaza en la web, ya que cada grupo estará limitado a 20 personas.

Las primeras huellas vendrán de la mano de los seguidores de la Ciudad de la Cultura en el Facebook. El lunes 31 de octubre por la tarde y el festivo martes 1 de noviembre por la mañana y por la tarde se organizarán visitas de grupos compuestos por personas que sean o se hagan seguidores en Facebook, donde se recoge toda la información para participar en estos turnos ‘exclusivos’.

Con una superficie expositiva de 6.600 metros cuadrados dividida en tres plantas, el Museo acogerá exposiciones temporales de fondo calado que por su envergadura no podrían exhibirse en otros centros culturales gallegos. Su primera exposición, Gallaecia Petrea, se inaugurará en primavera de 2012 y será una de las muestras más ambiciosas organizadas en Galicia. Mientras se prepara, el propio edificio será el objeto de exhibición, con el objetivo de darle a conocer al público la excelencia y la belleza de esta nueva infraestrutura arquitectónica, que va a potenciar el atractivo cultural y turístico del complejo diseñado por Peter Eisenman.

Por tratarse de visitas a la obra finalizada del edificio, la ruta se realizará en todo momento con casco y es aconsellable llevar calzado cómodo. Los inscritos deberán presentarse en el punto de salida (Espacio On) un cuarto de hora antes de comenzar la visita y presentar impreso el comprobante de la confirmación de reserva.

Visitar
Santiago de Compostela, 24 de Octubre de 2011