Visitas familiares a Orinoco. Viaje a un mundo perdido

Décadas de exploraciones, un paraíso natural oculto, unas etnias milenarias, unos objetos mágicos… Orinoco. Viaje a un mundo perdido se presenta como una exposición muy lúdica y atractiva para todos los públicos con la que poder convertirse en explorador y conocer otras culturas, otras civilizaciones, unos parajes exóticos u otra forma de relacionarse con la naturaleza y el medioambiente.

Cada sábado, pequeños y mayores podrán adentrarse en el corazón de la selva amazónica y descubrir en compañía de un guía muy especial las costumbres de las doce etnias que habitan el Alto Orinoco, su artesanía y su saber ancestral en un recorrido especialmente pensado para disfrutar en familia. Además, los pequeños de la casa tendrán la oportunidad de convertirse en auténticos indígenas al introducirse en el Campamento Tepuy, una zona con actividades didácticas en las que dar rienda suelta a su imaginación.

Otra forma de conocer Orinoco. Viaje a un mundo perdido y de pasar un sábado diferente en familia.