Galiverso de los Museos

El proyecto del Galiverso estrena una nueva experiencia de realidad virtual en el Museo Centro Gaiás: el Galiverso de los Museos.

Este nuevo montaje permite entrar en una versión virtual de los once museos gestionados por la Xunta de Galicia en las cuatro provincias gallegas, y desde este escenario virtual, observar e interactuar con algunas de las piezas más destacadas que conservan. Entre ellas, la escultura del caballero de Beade (siglo XVII) del Museo Arqueológico Provincial de Ourense, el torque del Castro de Viladonga, o el primer astrolabio encontrado en Galicia (datado entre los siglos XVI y XVII) conservado en el Museo del Mar de Galicia. También es posible introducirse dentro del paisaje pintado por Lugrís en el cuadro Marina Surrealista, que se exhibe en el Museo de Bellas Artes de A Coruña.

Para entrar en el Galiverso es necesario tener como mínimo 8 años de edad —las niñas y niños menores de 12 años de edad deben estar acompañadas/os durante la experiencia de una persona adulta responsable— y reservar plaza, gratuitamente, en el Museo Centro Gaiás o a través de Ataquilla. La sala del Galiverso está abierta en la Cidade da Cultura de martes a viernes en horario de tarde de 16.00 a 20.00 horas, así como sábados, domingos y festivos (excepto lunes), de 11.00 a 14.30 y de 16.00 a 20.00 horas. El acceso se cierra media hora antes (14.00h por la mañana y 19.30h por la tarde).

Entrada virtual a la Red de Museos de la Xunta

Al colocar las gafas de realidad virtual, se despliega un mapa donde aparecen localizados los once centros que forman parte de la Red de Museos de la Xunta: Centro Gallego de Arte Contemporáneo CGAC, Museo del vino de Galicia, Museo Pedagógico de Galicia, Conjunto Etnográfico del Cebreiro, Museo del Castro de Viladonga, Museo Massó, Museo del Mar de Galicia, Museo Etnológico de Ribadavia, Museo de Bellas Artes de A Coruña, Museo Arqueológico Provincial de Ourense y Museo de las Peregrinación y de Santiago.

Sobre este mapa, flotando a modo de paraguas, hay una zona denominada «Galiverso» desde la que se entra en un espacio futurista —vinculado al futuro Centro de Artes Digitales de Galicia que se está construyendo en la Cidade da Cultura— que permite explorar algunas de las tecnologías empleadas en la creación de las diferentes experiencias del Galiverso, como la fotogrametría, el sonido espacial o la inteligencia artificial.

El Galiverso más inclusivo

Además de manipular de manera virtual las réplicas digitales de los objetos, el Galiverso de los Museos incorpora la característica de la persistencia en el entorno virtual, de manera que será posible dejar la huella de la propia mano en el Galiverso, a través del apartado «Persistencia» en la sección Galiverso del mapa, del mismo modo que hacían nuestros antepasados en las cuevas rupestres.

Para aquellas personas con dificultades de visión y auditivas, el Galiverso de los Museos emplea tecnologías y dispositivos que les permiten acceder a la experiencia de una manera adaptada. En este sentido, la sala incluye una zona táctil en la que poder «ver con las manos» réplicas impresas en 3D de cuatro de los objetos pertenecientes a los museos y que fueron recreadas también en la experiencia virtual. Una aplicación diseñada por la Universidad de Vigo explica a las usuarias y usuarios el funcionamiento de este espacio, en el que también habrá auriculares de vía ósea y de bucle magnético para que las personas con dificultades auditivas puedan escuchar las instrucciones.

Anish Kapoor y el negro más negro

En 2014 se anunció el invento del "negro más negro del mundo", el Vantablack, un recubrimiento de nanotubos de carbono que llega a absorber el 99,97% de la luz visible. Este bajísimo albedo, es decir, la poquísima radiación lumínica que refleja, hace que los productos recubiertos con este compuesto aparezcan a la vista completamente mates, sin textura, formas o matices, como un profundo agujero negro.

No se trata de una simple pintura. Su aplicación es muy compleja y sus características lo hacen especialmente adecuado para usos militares y científicos.

Poco después de su creación, el escultor británico nacido en la India, Anish Kapoor, se hizo con los derechos exclusivos de uso de este compuesto para finalidad artística, algo que incomodó a la comunidad creativa.

Como reacción, el artista y creador de pigmentos, Stuart Semple, creó el Black 2.0, el negro más negro y más mate del mundo basado en pigmentos. Se trata de una verdadera pintura asequible y accesible a todo el mundo excepto a Anish Kapoor. Al comprar este pigmento hay que declarar y confirmar en un aviso legal que no es para uso de Anish Kapoor.

Tanto las piezas de esta composición como el fondo han sido pintadas con Black 2.0 para desdibujar sus formas y acercar al público la percepción de la baja visión. En la actualidad está ya disponible la versión Black 4.0, que promete un albedo todavía más reducido y un acabado más mate y cercano al Vantablack.