El nuncio del Papa y el Custodio de Tierra Santa viajan a Santiago para la inauguración de «Tesoros reales»

Santiago de Compostela, 19 de Marzo de 2024

El nuncio del Papa en España, Bernardito Auza, y el custodio de Tierra Santa, Francesco Patton —máximo responsable de la institución guardiana desde hace 800 años de los Santos Lugares en Jerusalén— viajarán a Santiago de Compostela para asistir este jueves a la ceremonia de inauguración de la exposición Tesoros reales. Obras maestras del Terra Sancta Museum en el Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura. Así lo avanzó el conselleiro de Cultura, Educación, FP y Universidades en funciones, Román Rodríguez, durante una visita al montaje de la exposición.

También estarán presentes en la inauguración el arzobispo de Santiago de Compostela, Francisco José Prieto y el arzobispo de Mérida-Badajoz, José Rodríguez Carballo -que desempeñó el cargo de Ministro general de la Orden de Frailes Menores entre 2003 y 2013-, entre otras autoridades eclesiásticas.

"Será la primera vez que se pueda ver en España uno de los grandes tesoros históricos y artísticos del mundo y tenemos el honor de que sea en Galicia, gracias a la importancia de Santiago en el cristianismo", destacó el Román Rodríguez. El conselleiro en funciones estuvo acompañado por Jacques Charles-Gaffiot y Esperanza Gigirey, que junto a André Afonso y Juan Manuel Buján conforman el equipo de comisariado de este ambicioso proyecto cultural que el público podrá visitar a partir de este viernes.

La muestra, que solo recorrerá cuatro ciudades del mundo antes de volver a Jerusalén (Lisboa, Santiago de Compostela y dos citas más en Europa y en los Estados Unidos aún por desvelar), muestra relieves, altares, baldaquinos, cruces, báculos... objetos de un valor artístico incalculable elaborados en oro, plata y piedras preciosas, suntuosos regalos de las más poderosas casas reales católicas europeas a la Terra Santa a lo largo de medio milenio.

"Tendremos la fortuna de poder contemplar obras elaboradas por los artesanos y artistas más virtuosos de la época", añadió Román Rodríguez, quien destacó el extraordinario trabajo de un equipo técnico encabezado por los profesionales de la Cidade da Cultura, pero que contó con el asesoramiento y la colaboración de expertos de Portugal, Francia y Jerusalén.

Un recorrido por la historia de las coronas europeas

Durante siglos, las casas reales europeas donaron "suntuosas piezas de arte sacro así como recursos materiales y financieros a la Basílica del Santo Sepulcro", lugar de profunda simbología espiritual e importante centro de proyección de la devoción y del poder de los reyes y príncipes católicos.

Teniendo como eje central estas donaciones, el recorrido expositivo viaja por la historia de las coronas de España, Portugal, Francia, el Sacro Imperio Romano-Germánico y el Reino de Nápoles y Dos Sicilias, que hicieron llegar a Jerusalén excepcionales conjuntos artísticos de orfebrería, textiles, tapices, joyas o mobiliario, para ser utilizados en el culto y en la ornamentación de la Basílica del Santo Sepulcro, y otras iglesias de este territorio.

La muestra se completa con piezas arqueológicas, pictóricas y otras obras singulares de las colecciones del Museo Calouste Gulbenkian, del Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa o de la Colección BBVA, entre otras. Destacan también obras procedentes de instituciones gallegas como el Museo de las Peregrinaciones y el Museo de la Catedral de Santiago, el Museo de Tierra Santa del Convento de San Francisco de Compostela, el Museo Massó, el Museo Catedralicio y Diocesano de Mondoñedo; o piezas singulares raramente vistas, pertenecientes a las órdenes de clausura de Santa Clara en Santiago de Compostela y de las Madres Capuchinas de Oleiros.