El 'Galiverso sumergido' nos descubre en realidad virtual el patrimonio submarino de Galicia

Santiago de Compostela, 05 de Abril de 2023

Coincidiendo con la Semana Santa, la Xunta de Galicia renueva la instalación de realidad virtual del Galiverso en la Cidade da Cultura, estrenada hace ya varios meses, con una nueva propuesta para descubrir el patrimonio gallego oculto bajo nuestras aguas. El Galiverso sumergido propone al visitante un viaje en batiscafo virtual desde lo que vivir la experiencia de sumergirse entre pescados, ballenas y delfines, transitar entre las bateas dedicadas al cultivo del mejillón, conocer el ecosistema que alberga pecios como lo del Achondo —un pesquero vasco hundido cerca de las Cíes— o explorar restos arqueológicos de episodios históricos como la batalla de Rande.

El secretario general técnico de la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades, Manuel Vila, y la directora gerente de la Cidade da Cultura, Ana Isabel Vázquez, visitaron hoy la instalación junto a la coordinadora de la actividad, Fátima García Doval, y las buceadoras de la cooperativa 13grados que realizaron las grabaciones submarinas con las que se dio forma la esta experiencia.

En el desarrollo del Galiverso sumergido trabajó un amplio equipo humano y técnico con personas expertas de ámbitos tan diversos como el submarinismo, la historia del arte, la comunicación y la divulgación, la biología, el arte digital y el patrimonio. El resultado es una travesía que difunde, a través de las tecnologías digitales e inmersivas, la importancia histórica, económica y medio ambiental de nuestros mares, así como la necesidad de implicar la ciudadanía en su conservación.

Tecnología y arqueología submarina

Para la captura de las imágenes submarinas, los profesionales hicieron 18 inmersiones en 12 jornadas, muchas de ellas en condiciones de poca visibilidad y la una profundidad de hasta 38 metros, obteniendo fotogrametría de alta precisión de más de 200 metros cuadrados del fondo marino. Además, diseñaron una cámara 360º con carcasas especiales para la grabación en estéreo que permitiera recrear en el montaje el efecto tridimensional de la visión humana.

Desde tierra, la labor consistió en modelar y animar el comportamiento, hábitat y apariencia de las especies marinas que viven en las aguas gallegas, creando un ecosistema virtual con un elevado grado de realismo. El equipo de Maxina fue el responsable de hacer que ballenas, delfines, pulpos, bosques de algas, plumas de mar y hasta un cardume de 35.000 sardinas habiten dentro del Galiverso sumergido.

En el apartado arqueológico, especialistas del Museo del Mar de Galicia y del Museo Massó colaboraron en la recreación del cañón de uno de los barcos hundidos en la batalla naval de Rande, de la ánfora que nos revela la importancia del transporte marítimo de mercancías ya desde la época romana, o del astrolabio con el que los marinos se orientaban estudiando la posición de las estrellas antes de que se desarrollaran los sistemas actuales de guiado por satélite. Gracias a la realidad virtual, las personas visitantes pueden interactuar con estos tesoros recuperados de los fondos marinos y observarlos al mínimo detalle.

Gratuitamente con reserva de plaza

El Galiverso sumergido puede visitarse, de manera gratuita, desde este miércoles en el Museo Centro Gaiás. La experiencia es accesible a partir de los 10 años de edad y es necesario reservar previamente plaza a través de Ataquilla y en el Museo Centro Gaiás.

La sala dispone de seis caderas con su respectivo equipo de realidad virtual, y la exploración se realiza de manera simultánea. Una narración —en gallego, castellano o inglés— acompaña el viaje, ofreciendo instrucciones sobre el funcionamiento del batiscafo y explicaciones de la fauna, flora, objetos y lugares que se pueden ver en el fondo marino.

Los horarios de apertura son: martes a viernes, en horario de tarde, de 16,00 a 20,00 horas, así como sábados, domingos y festivos (excepto lunes), de 11,00 a 14,30 y de 16,00 a 20,00 horas.