Austrian Soundscapes

Andreas Kurz, Sun O, Enrique Tomás, Jakob Dietrich y Doric Prlic, cinco músicos habituales de la escena austríaca electrónica, ofrecen una de las propuestas más vanguardistas de este Atardecer no Gaiás: una mezcla de arte contemporáneo de vanguardia, conceptual y de instalación con la música como vehículo de todo.

La obra de Andreas Kurz se centra en la intersección entre el arte visual y la música, sobre todo en la relevancia del sonido en la constitución del orden estructural de un espacio. Kurz es un activo performer de música electrónica sin laptop, únicamente con cajas de ritmos y sintetizadores que combinan ritmos con el ambiente. 

El trabajo de Sun O parte de situaciones imprevistas, del juego con en el sonido que producen diferentes máquinas. Próximo al ‘circuit bending’, sus conciertos se convierten en una sucesión de composiciones improvisadas como resultado de la experimentación con las características sónicas de los dispositivos que ella misma crea.

Los conciertos de Enrique Tomás, de origen español, nos lleva a experimentar la escucha activa con rangos extremos de frecuencias y amplitudes, que se entrelazan en composiciones que utilizan las propiedades acústicas del espacio de la performance como el material mismo de la obra. 

En los conciertos de Jakob Dietrich, próximos al sonido electroacústico y a menudo como parte del duo thus & hence, el espacio de escucha se formula como un paisaje sonoro lleno de sonidos funcionales que enfatizan nuestra escucha con realidades de nuestra vida diaria.

Interesada por el sonido en el espacio público, la quinta integrante de los Austrian Soundscapes, Doric Prlic, suele presentar su obra en forma de acción sonora, a mitad de camino entre la perfomance y el concierto.

 
Música & Escena