Torres Hejduk y entorno

Inspirado en el casco histórico de Compostela, la ciudad diseñada por Peter Eisenman en el Gaiás se articula a través de calles, soportales y una gran plaza central que comunica todo el complejo, convirtiéndose en una ciudad con vida propia, en la que el visitante puede disfrutar de la programación de cada edificio, tomar un café o simplemente pasear.

En este entorno, las Torres Hejduk merecen una mención especial. Fueron diseñadas en 1992 por el arquitecto John Hejduk (Nueva York, 1929-2000) como torres botánicas para el parque compostelano de Belvís, pero no se llegaron a realizar. Tras la muerte de Hejduk, Peter Eisenman decidió recuperar el proyecto de su amigo y compañero en The New York Five -grupo que mejor representa el espíritu del neo-racionalismo arquitectónico- y propuso su construcción en la Cidade da Cultura.

Con personalidad propia destaca también la conocida por los visitantes como bola de libros. Se trata de la intervención Singularidad, de Alicia Martín, instalada en sus inicios como una pieza temporal y que, con el paso del tiempo, acabó por convertirse en uno de los símbolos de la Cidade da Cultura. Formada con miles de libros, esta obra escultórica busca, tal y como la concibió su autora, invitar a reflexionar sobre el exceso de información que se vive en la sociedad actual. La pieza fue rehabilitada en 2016 con la colaboración de la Deputación da Coruña.