Edificio Fontán

El futuro Edificio Fontán vendrá a culminar el complejo de la Cidade da Cultura de Galicia, aprovechando la estructura que inicialmente iba a estar destinada al Teatro de la Ópera. Ideado por el arquitecto Andrés Perea, responsable junto a la empresa EuroEstudios de redacción del proyecto y de la dirección de las obras de la Cidade da Cultura, el Fontán se caracteriza tanto en su fachada como en su diseño global por su integración con los edificios ya existentes en el Gaiás, diseñados por Peter Eisenman, un encaje tanto en complicidad y entendimiento con el skyline del Gaiás, aunque sin llegar la mimetizarse, en una apuesta por una autonomía formal.

El Fontán acogerá tres entes vinculados con el Sistema Universitario de Galicia (SUG), dos de ellos de nueva creación:

  • Consorcio Interuniversitario del Sistema Universitario de Galicia (CISUG): entidad de nueva creación que impulsa la colaboración entre las tres universidades gallegas en materia organizativa, económica, técnica y administrativa.
  • Centro Europeo de Investigación en Paisajes Culturales (CEIPAC): se creará un nuevo centro de investigación, el primer del SUG vinculado a las Ciencias Sociales y a las Humanidades.
  • Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Galicia (ACSUG): entidad ya existente con la misión de garantizar la calidad del Sistema Universitario de Galicia.

El proyecto arquitectónico para el nuevo Edificio Fontán se define como austero, sencillo y sin alardes económicos en sus materiales, tal y como demuestra el acristalado del suelo al techo y la decisión de optar por una cubierta metálica, en vez de una revestida de piedra o baldosas de hormigón, de mayor coste económico y también de tiempos.

Precisamente, serán el cristal y el metal los materiales que describan su aspecto formal. Dividido en cuatro plantas -que suman una superficie total construida de 12.800 metros cuadrados- llaman la atención ciertos servicios o estructuras, fuera de las prestaciones propias de un edificio dedicado a la investigación, como pueden ser los laboratorios.

Estos elementos singulares son: el Auditorio, con capacidad para 750 personas divisible en tres salones de actos independientes; el Jardín cubierto con fachadas abiertas, pensado también como espacio museístico vinculado con la actividad que alberga; los patios interiores; y una nueva calle principal que atravesará el Edificio Fontán comunicando los dos pasos peatonales de la Cidade da Cultura (la del CINC y la Biblioteca de Galicia), sin tener la necesidad de rodearlo.

El nuevo edificio se caracterizará por su sostenibilidad, funcionalidad y también flexibilidad para facilitar posibles modificaciones futuras nos sus servicios y usos.