Público, ciudad y viabilidad, las recetas del FIEC

Vimos festivales clásicos, de teatro, de música, de homenaje a las letras, festivales locales, innovadores, minoritarios… Las dos jornadas del Foro Internacional de Espacios para la Cultura nos ofrecieron un crisol de eventos con características propias pero con tres puntos comunes:

  • Implicación del público con el festival. Desde David Binder, quien destacó la necesidad de que el público pase de ser un mero espectador a un actor, hasta Hortense Archambault, que situó al asistente al festival en el centro del mismo: facilitando que asista al proceso de creación e incluso que interactúe con los artistas, estableciendo un diálogo creativo. Incluso desdel a vertiente más ligada a la viabilidad económica, como expuso Jesús Cimarro a través de la multiplicación de canales para vender entradas y llegar al mayor número de espectadores posibles o facilitando el acceso a persoas con discapacidad.
  • La importancia de lo local.  La ciudad como escenario (desde el caso de Cartagena, con una transformación de la ciudad que le fue dando forma al festival, hasta el de Aviñón, con la ciudad convertida en una auténtica ciudade teatral), la implicación de los propios vecinos y del tejido productivo local (caso del festival de Mérida, con un nuevo equipo basado en profesionales extremeños).
  • “El patrimonio cultural es viable”. Agarrarse a la frase de Jesús Cimarro es difícil a la vista de los ejemplos que pasaron por el Gaiás. Mas la creatividad también tiene que estar en el lado de la gestión: a pesar de la crisis y la caída de los presupuestos, hay que buscar nuevas fórmulas para hacer viable la cultura. Desde la fórmula mixta (festival público gestionado por la empresa privada) hasta la clásica captación de patrocinadores (con aportaciones económicas o en especies). Y siempre bajo una premisa clave que nos dejó María Sheila Cremaschi: "La cultura no puede ser gratuita".

Son tres puntos a los que Jonathan Mills, director del Festival de Edimburgo, añadió una cuarta clave: la importancia de los artistas. Mills apostó por darle libertad, por poner las infraestructuras culturales a su servicio, lo que dará lugar a una nueva visión de nuestros espacios, de nuestras tradiciones, en definitiva, de nuestra cultura.

Todas las conferencias que integraron el III Foro Internacional de Espazos para a Cultura pueden volver a verse desde el canal de youtube de la Cidade da Cultura o en la propia página del evento en esta web.

 
Intercambio
Santiago de Compostela, 18 de Noviembre de 2013