Galicia Moda: el despertar del 'made in Galicia'

Junto a las colecciones privadas con las que viajar en el tiempo, máquinas que revolucionaron una época o personajes destacados que se acercaron a nuestra moda, Con-fío en Galicia se detiene también en la importancia del márketing, de la imagen y de la publicidad de nuestro textil. Galicia Moda destaca en este ámbito por ser el primer intento de crear una imagen de marca de 'moda made in Galicia'.

Con el despegue del sector textil y de la confección en Galicia en los años 80, se decidió poner en marcha un programa impulsor del sector, que incluía una asociación, una campaña de marketing y una revista: Galicia Moda.

El objetivo de este programa era generar un valor añadido al producto de moda gallega con la finalidad de propiciar la creación de marcas competitivas y conseguir proyectar una imagen de país de moda. Con el fin de aunar esfuerzos para lograr una imagen colectiva de sector se creó en marzo del 85 en A Coruña la asociación Galicia Moda, en la que estaban diseñadores como Gene Cabaleiro, Florentino o Caramelo.

Dos años antes había visto la luz la revista Galicia Moda, una publicación especializada, a modo de revista catálogo, diseñada con el objetivo de ser un escaparate del sector y un medio de difusión de la creatividad gallega dirigida a los consumidores españoles y extranjeros. La revista fue eminentemente visual. Editada en color, la imagen -a través de la fotografía y de la ilustración- dominó todo el contenido de la publicación.

La revista estuvo dirigida por Luís Carballo, responsable de la célebre campaña La arruga es bella de Adolfo Domínguez, y llegó a tirar unos 21.000 ejemplares. La moda se combinaba con un aspecto menos conocido: el industrial, dando a conocer al diseñador en el propio entorno y con su equipo de trabajo. Galicia Moda contó con 16 números y su último ejemplar salió de imprenta en agosto de 1991, poniéndole punto y final a una de las acciones comunicativas más importantes en el mundo de la moda gallega.

Exposiciones
Santiago de Compostela, 17 de Agosto de 2016
Con-fío en Galicia